martes, 20 de mayo de 2014

Se anula el concurso para otorgar medio centenar de puntos de venta de lotería

La decisión de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) de anular el procedimiento que habían abierto en octubre de 2013 para habilitar 501 puestos de venta mixtos —negocios que tienen otra actividad principal como estancos o bares en toda España— ha acabado con la ilusión de las 1.183 personas que se habían presentado. La empresa aduce errores en la delimitación de las zonas geográficas acotadas para acoger los nuevos negocios de venta de lotería y otros juegos de azar, lo que ha provocado que en el 42% de ellas no se haya producido concurrencia, según informa Loterías.

El desistimiento de la SELAE ha caído como un mazazo entre los solicitantes, que habían presentado toda la documentación en diciembre y estaban a la espera de que les comunicaran los nombres de los agraciados. “De repente nos encontramos con la noticia de que nuestro esfuerzo no ha servido de nada, es el mundo al revés”, comenta uno de los afectados, dueño de un quiosco-papelería en Betera (Valencia). En el pueblo, de 20.000 habitantes, existen cuatro puntos de venta agrupados en solo dos manzanas.

La última convocatoria de este tipo tuvo lugar en 2010, pero estaba dirigida a administraciones de loterías, locales que se dedican en exclusiva a vender los productos de Loterías del Estado. Los 6.450 puntos de venta mixtos abiertos en España proceden del pasado y se transmiten de una persona a otra. A estos establecimientos se suman 4.100 administraciones de lotería. SELAE asegura que está trabajando para poner en marcha un nuevo procedimiento “tan pronto como sea posible”, pero sin concretar fechas.

No solo son las ilusiones las que han quedado enterradas. El mismo afectado de Betera, que prefiere no dar el nombre para no cerrarse puertas en el futuro, asegura que ha incurrido en gastos que no le van a resarcir. Para participar en la convocatoria, los solicitantes debían formalizar un aval de 1.500 euros. La SELAE ha informado de que les indemnizará por estos gastos, que son consecuencia de la constitución de esta garantía. Un importe que, sin embargo, todavía no les es posible cuantificar, hasta que los afectados no presenten su solicitud, informan fuentes de la sociedad.

Pero el desembolso ha sido mayor, aseguran varios participantes. “Yo he invertido 2.500 euros, que se reparten entre notaría, planos a escala realizados por un arquitecto, fotos y tramitación de un gestor económico”, desgrana uno de ellos. “Y eso si no has contratado una empresa, que en cuanto se enteraron de que se había convocado la licitación se ofrecían a realizar los trámites por 1.500 euros”, añade. También se quejan de falta de transparencia por parte de Loterías. No saben, por ejemplo, de qué forma van a calcular la indemnización ni cuándo van a recibir el dinero.

“Esta vez tampoco va a ser”, comenta María, dueña de una librería en la provincia de Pontevedra. “A pesar de que los clientes llevan años pidiendo este servicio”. Recuerda que en un blog de loterías había personas que habían advertido de este desenlace. Para ellos significaba una oportunidad de levantar los negocios, de ampliarlos. “Una cosa llama a la otra, y si un cliente viene a echar una Primitiva o comprar lotería pueden consumir algo más o al revés”, aclara María. Recuerda también cómo a la semana de que se abriera el procedimiento, les visitaron personas de la SELAE para informarles de la convocatoria.

Desde la Federación Nacional de Receptores Mixtos (Fenamix) explican que este procedimiento llevaba pergeñándose dos años. El concurso lo impulsó el anterior presidente de Loterías y Apuestas del Estado, José Miguel Martínez, que cesó en agosto del año pasado. La SELAE no ha ofrecido ninguna explicación a Fenamix de cuáles han sido los problemas que les han llevado a abandonar el concurso. La Federación considera que el futuro de la venta de estos juegos se encuentra en los puntos de venta mixtos, porque son más abiertos y se adecuan a las nuevas necesidades del juego.

Son negocios que no han sufrido la crisis como el resto. Una prueba es que la compraventa de un local mixto donde se venda lotería ronda los 200.000 euros.

Fuente: El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario